UN DÍA EN VARSOVIA: Todo lo que necesitas saber para aprovechar al máximo tu día en Varsovia

(Artículo cedido por Beatriz Pérez- Periodista y apasionada de los viajes)


Cuando hablamos de Polonia como destino turístico mucha gente piensa que tiene nada o muy poco que ver y, ¡todo lo contrario! Polonia es un país que desborda historia por sus cuatro costados y en el que tanto sus paisajes, como sus ciudades merecen una visita, además aún se encuentra dentro de esos países en los que por poco dinero puedes realizar unas vacaciones culturales impresionantes.

¿CÓMO LLEGAR A VARSOVIA?

Pero para ser más precisos y concretos, nos centraremos en Varsovia, su capital. Hasta allí puedes viajar con la compañía de bajo coste Ryanair y puedes hacerlo por muy poco dinero. En nuestro caso viajamos desde Madrid y en el aeropuerto de Modlin cogimos un autobús –que habíamos contratado en España—y que nos dejó en el Palacio de la Cultura, uno de los puntos neurálgicos de la capital polaca.

¿DÓNDE ALOJARTE EN VARSOVIA?

Si quieres hacer de tu viaje una experiencia ‘low cost’ en toda regla, te recomendaría optar por AirBnb –la plataforma en la que la gente alquila su apartamento o una habitación de su casa a un precio mucho más económico que un hotel--, aunque Polonia es un país muy barato por lo que si optas por un hotel tampoco te saldrá muy caro. Nosotras cogimos un apartamento privado con AirBnb en el barrio de Praga y todo fue de maravilla, no nos faltó detalle.

¿QUÉ VISITAR EN VARSOVIA?

De nuevo, si quieres que tu estancia en el país sea económica puedes optar por visitar la ciudad con un free tour. Nosotras estuvimos tan solo dos días, ya que después íbamos a visitar Breslavia –Wroclaw—y Cracovia. Por ello, además de por el precio, optamos por hacer un free tour del centro de la ciudad para conocer la mayoría de cosas en el menor tiempo posible y en nuestro caso lo hicimos con la empresa Free Walking Tour, que ofrece tours en español a diario y saliendo de la columna de Segismundo III.

En la visita conocimos la casa de Marie Curie, el monumento al alzamiento, platos típicos de Polonia, la plaza central o plaza del mercado con su famosa sirena, el monumento al pequeño insurgente, la barbacana y las murallas del casco antiguo.

Monumento al pequeño insurgente

Durante el tiempo libre que nos quedó entre varios tours dimos un paseo por el centro de la ciudad y visitamos la avenida donde se encuentra la universidad, a la que se puede acceder de manera gratuita y es muy bonita, y bajamos a ver los restos del muro que cerraba el Gueto de Varsovia y que hoy en día separa un colegio de un edificio residencial.

Por último, subimos a ver las vistas desde el Palacio de la Cultura, el edificio más grande de la ciudad que fue mandado construir por Stalin durante la época comunista. Su entrada cuesta 5 euros y subes en ascensor. Las vistas merecen la pena casi más por la noche.

Palacio de la Cultura

¿QUÉ COMER EN VARSOVIA? PLATOS TÍPICOS DE VARSOVIA

A raíz de este tour contratamos, con esta misma empresa, el tour gastronómico que empezaba un poco más tarde y costaba 12 euros, pero te daba a probar los principales platos de la comida típica del país. 

En la visita gastronómica, nuestra guía, que se llamaba Anna y hablaba un español-mexicano perfecto nos enseñó  varios restaurantes típicos de la zona donde pudimos probar zapiekankis,  oranjada, pierogi, vodka tomado al estilo polaco –con un pepinillo previo--, sopas típicas de pepinillo y remolacha en ‘bares de leche’ y un bollo preñado frito en manteca relleno de mermelada de rosas.

Sopa de pepinillo y remolacha

También hicimos una cata de cervezas polacas en el bar Piw Paw, un local con 96 tipos de cervezas.

Ella nos contó que hay patios de Varsovia remodelados que hoy en día albergan una cantidad de bares impresionante, así que tras la cata de cervezas fuimos a uno de estos patios en el que encontramos hasta treinta bares en un solo patio y todos ellos con un ambientazo.

Ya habéis visto qué económico puede salir viajar a un país como Polonia y a una ciudad como Varsovia que ofrece además tantas posibilidades. Por mi parte, ¡te lo recomiendo!

¡Si has visitado la ciudad y tienes alguna curiosidad que contarme déjame tu comentario, que me encanta escuchar tus historias y no te olvides valorar el artículo con estas estrellitas!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (10 votes, average: 4,90 out of 5)
Cargando…

Además, si quieres conocer más detalles sobre esta ciudad, te animo a que escuches el programa sobre Varsovia de Viajero Curioso en Radio Viajera, la primera radio especializada en viajes. También puedes descargarte el programa para escucharlo cuando tú quieras 😀

<iframe id='audio_23687523' frameborder='0' allowfullscreen='' scrolling='no' height='200' style='border:1px solid #EEE; box-sizing:border-box; width:100%;' src="https://www.ivoox.com/player_ej_23687523_4_1.html?c1=ff6600"></iframe>

Share

La herencia Árabe de Málaga

alcazaba málaga

La región de Andalucía tiene una importante historia y es por eso que muchos amantes de las tradiciones de pueblos y de las diferentes etnias gustan pasar las vacaciones en Málaga. Allí se mezclan la herencia de los árabes, los romanos y los españoles entre otras culturas.

alcazaba málagaAproximadamente en el año 900 después de Cristo, España quedó casi en su totalidad, bajo el dominio árabe. Durante todo el Siglo VIII se encargaron de reformar las tradiciones de los habitantes y construyeron una gran cantidad de palacios y fuertes con los que pensaban defenderse de los ataques por la reconquista. Ellos llamaron al territorio Al Andalus. En ese momento se estableció un poderoso califato en Córdoba, que se convertiría en una prospera civilizacion de la Europa medieval temprana.

Los árabes construyeron alcazabas, es decir recintos fortificados, y palacios rodeados de patios, estanques y jardines, con gran profusión de arcos, estucados, azulejos y caligrafía ornamental. También introdujeron nuevos cultivos, como las naranjas y el arroz. Para el Siglo XI, el califato se había dividido en 30 reinos independientes y los reinos cristianos del norte comenzaban a reconquistar algunas zonas de la España musulmana.

En 1492, los Reyes Católicos tomaron Granada, ultimo bastión árabe. Aunque muchos musulmanes fueron expulsados de España tras la reconquista, se contrató a algunos para que construyeran nuevas iglesias y palacios para los gobernadores cristianos. Aquellos artesanos, conocidos como mudéjares (que significa “aquel al que se le permite quedarse”) desarrollaron un estilo arquitectónico mitad árabe mitad cristiano que sobrevivió hasta el siglo XVIII.

Ahora esa Alcazaba posee para visitar una interesante exposición de objetos fenicios, romanos y musulmanes, así como el teatro romano. Además, detrás de esta fortaleza, se encuentra otra de las atracciones de la región: Las ruinas del castillo de Gibraltar. Esta es una de las construcciones árabes del siglo XIV y cuyos escombros se encuentran detrás de la Alcazaba.

Share